ADVERTENCIA!!

¡Todo lo que aquí se puede leer, contiene peligrosos Spoilers!

¡Estás avisado!

Autor: --
•0:08
El Túnel



Título Original: El túnel (1948)
Autor: Ernesto Sábato
Editorial Española: Cátedra -Letras Hispánicas-
Número de páginas: 165 Páginas
ISBN: 34-376-0088-8
Evaluación personal: 5 de 10
Resumen:

Juan Pablo Castel es un pintor que escribe su propia historia, empieza el relato confesando que es el responsable de la muerte de María Iribarne. Habla acerca de lo que piensa de los hombres, que todos son vanidosos, que aunque traten de ser modestos siempre actúan por vanidad. A él no le interesa lo que piense la gente, ni lo que puedan opinar, él se decide a escribir la historia de su crimen con la esperanza de que al menos una persona pueda comprender sus razones. Se queja de que nadie lo entiende y que la única persona que podría llegar a entenderlo fue la mujer a la que mató.


Opinión:


El paranoico


Ernesto Sábato (Rojas, Provincia de Buenos Aires; 24 de junio de 1911) es un escritor, ensayista y artista plástico argentino. Ha escrito tres novelas, El túnel, Sobre héroes y tumbas y Abaddón el exterminador, así como diferentes ensayos sobre la condición humana.

En 1938 obtuvo el Doctorado en Física en la Universidad Nacional de La Plata. Gracias a Bernardo Houssay, le fue concedida una beca anual para realizar trabajos de investigación sobre radiaciones atómicas en el Laboratorio Curie en París.[7] El 25 de mayo de 1938 nace su primer hijo, Jorge Federico. En París entra en contacto con el movimiento surrealista y con la obra de Óscar Domínguez, Benjamín Péret, Roberto Matta Echaurren, Esteban Francés, entre otros. Esto marcaría una profunda influencia en sus futuras obras.

En 1941 aparece su primer trabajo literario, un artículo sobre "La invención de Morel" de Adolfo Bioy Casares, en la revista Teseo de La Plata. También publica una colaboración en la revista Sur, por intervención de Pedro Henríquez Ureña. En 1942 continúa colaborando en la revista Sur con reseñas de libros, se encarga de la sección "Calendario" y participa del "Desagravio a Borges" en el Nº 94 de Sur. Publica artículos en el Diario La Nación y se publica su traducción de "Nacimiento y muerte del sol" de George Gamow. Al año siguiente publicaría la traducción de "El ABC de la relatividad" de Bertrand Russell.

En 1945 publicó su primer libro, Uno y el universo, una serie de artículos filosóficos en los que critica la aparente neutralidad moral de la ciencia y alerta sobre los procesos de deshumanización en las sociedades tecnológicas. Con el tiempo irá avanzando hacia posturas libertarias y humanistas. Ese mismo año recibe por el libro el primer premio de prosa de la Municipalidad de Buenos Aires y la faja de honor de la Sociedad Argentina de Escritores.

En 1948 después de haber llevado los manuscritos de su novela a las editoriales de Buenos Aires y de ser rechazado por todas, publicó en la revista Sur El túnel, una novela psicológica narrada en primera persona. Enmarcada en el existencialismo, una corriente filosófica de enorme difusión en la época de posguerra, El túnel recibió críticas entusiastas de Albert Camus, quien lo hizo traducir por Gallimard al francés. Aparte de éste, la novela ha sido traducida a más de diez idiomas.

Fuente: Wikipedia Español


Corto pero matón

Este libro, no tiene realmente 165 páginas. Es aún más corto, ya que al principio te viene una larga introducción, con muchísima información interesante sobre el autor y su obra.

Podría decirse que llega a las 100 páginas, y mucho es. Pero me ha costado mucho terminármelo... se me ha hecho eterno.

Le he puntuado con un cinco, porque realmente no me ha gustado demasiado, pero tampoco creo que sea un mal libro. Sólo que pensé que se trataba de otra cosa... pero qué se le va a hacer.

Aún siendo tan corto, es intenso. Muchas veces se te hace largo por tanta descripción con nombres de calles, y lugares Argentinos, la narración se termina tornando a aburrida y pierdes inmediatamente el interés.

Siempre que empezaba con este tipo de cosas, yo dejaba de leer, hasta dos días después. Por lo mismo, me ha costado mucho terminármelo.


Múltiples interpretaciones


He leído múltiples interpretaciones sobre esta obra, pero yo no concuerdo con ninguna. Seré demasiado ignorante y plano, que mi intelecto no llega hasta esas profundidades.

Pero la verdad, es que en este libro, lo único que veo, es un relato contado por un paranoico muy peligroso, un asesino con alucinaciones. Un verdadero chalado genuino.

No encuentro nada de lo que dicen que habla el libro, eso de "Existencialismo" o "ironía". Lo único irónico de esta historia, es que el señor Castel, el pintor loco asesino, terminó matando a la única persona que había (supuestamente) entendido su vida.

Este personaje, es realmente, para mí, una persona enferma de paranoia, tal vez con psicosis agudas, ya que desconfiaba de todo lo que se movía, y sentía que la gente lo perseguía.

Existe un fragmento, en lo que lo dice muy claramente:

"El doctor Prato tiene mucho talento y lo creía un verdadero amigo, hasta tal punto que sufrí un terrible desengaño cuando todos empezaron a perseguirme y él se unió a esa gentuza; pero dejemos esto."


Aunque realmente, todo el libro es una prueba irrefutable de lo que estoy diciendo.

Era un hombre que odiaba la humanidad, con fuerte complejo de Edipo, y encima, con psicosis aguda. Lo que yo le daría es un Risperdal y tal vez así jamás hubiera matado a María Iribarne.


Otro punto en contra de esta historia, es la poca luz que echan sobre María Iribarne. No entiendo como una mujer podía acostarse con un hombre nada más verlo. Tampoco entiendo como aguantaba a este pobre enfermo que era Juan Pablo Castel.

¿Por qué dejaba que la humillara y vejara y luego lo perdonaba?

No entendí el frenético encuentro y "enamoramiento", pero se explica teniendo en cuenta que el personaje, a mis ojos, está verdaderamente enfermo.


Un poco precipitado todo, y además, con unos cuantos fallos de tipeo propios de un principiante. Este fallo más que del autor, creo que es de la editorial que la ha editado. Ya podría haberse leído el libro al menos.


Un comienzo muy atrayente


La gente se preguntará, ¿por qué leí este libro? No me lo dieron en clases, tampoco lo vi en ninguna película.

Mi mujer me lo recomendó una vez que lo vio en la biblioteca. Lo abrí, y leí el principio, que reza así:

"Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne"


Al leer esto, me sentí atraído por el libro, tanto que terminé sacándolo unos días para leérmelo.

Qué decepción me he llevado.


Un final confuso y extraño


El final no me ha dejado satisfecho, simplemente porque no he entendido qué pasó. Me esperaba, tal vez, alguna sorpresa por parte de Sábato, como guinda del pastel. Pero no.

No hubo absolutamente nada...

Esta es la frase final del libro, quien no quiera leerla, está en su derecho, aunque igualmente, no entenderá absolutamente nada:

"Sólo existió un ser que entendía mi pintura. Mientras tanto, estos cuadros deben de confirmarlos cada vez más en su estúpido punto de vista. Y los muros de este infierno serán así, cada día más herméticos..."


Y así, termina esta historia tan extraña y original, en cierta medida.

Espero que no todas las historias de los años 40-50 sean de este corte, si no, me saltaré esos años literarios como si no hubieran existido jamás.



Vocabulario nuevo:

Pernicioso, sa (Del lat. perniciōsus) = Gravemente dañoso y perjudicial.
Malhadado, da (De malfadado) = Infeliz, desgraciado, desventurado.
Argüir (Del lat. arguĕre) =

1. Sacar en claro, deducir como consecuencia natural.

2. Descubrir, probar, dejar ver con claridad las cosas que son indicio y como prueba de otras.

3. Echar en cara, acusar.


Dilucidar (Del lat. dilucidāre) = Declarar y explicar un asunto, una proposición o una obra de ingenio.
Inferir (Del lat. inferre) =

1. Sacar una consecuencia o deducir algo de otra cosa.

2. Llevar consigo, ocasionar, conducir a un resultado.

3. Producir o causar ofensas, agravios, heridas, etc.


Condoler (Del lat. condolēre) = compadecer.
Acometer (De cometer) =

1. Embestir con ímpetu y ardimiento. El batallón acometió al enemigo.

2. Dicho de una enfermedad, del sueño, de un deseo, etc.: Venir, entrar, dar repentinamente. Le acometió un violento ataque de locura.

3. Emprender, intentar.

4. Decidirse a una acción o empezar a ejecutarla. Acometió la reconstrucción del puente.

5. Solicitar, pretender algo de alguien, proponérselo, inducirle a ello.


Abúlico, ca = Que padece abulia.
Abulia (Del gr. ἀβουλία) = Falta de voluntad, o disminución notable de su energía.
Execrable (Del lat. exsecrabĭlis) = Digno de execración.
Execrar (Del lat. exsecrāri) =

1. Condenar y maldecir con autoridad sacerdotal o en nombre de cosas sagradas.

2. Vituperar o reprobar severamente.

Enardecer (Del lat. inardescĕre) =

1. Excitar o avivar una pasión del ánimo, una pugna, una disputa, etc.

2. Dicho de una parte del cuerpo de un animal: Encenderse, requemarse por congestión o inflamación.

Estoico, ca (Del lat. Stoĭcus, y este del gr. Στωϊκός, der. de στοά, pórtico, por el paraje de Atenas así denominado en el que se reunían estos filósofos) =

1. Fuerte, ecuánime ante la desgracia.

2. Perteneciente o relativo al estoicismo.

3. Dicho de un filósofo: Que sigue la doctrina del estoicismo.

Apócrifo, fa (Del lat. apocry̆phus, y este del gr. ἀπόκρυφος, oculto) =

1. Fabuloso, supuesto o fingido.

2. Dicho de un libro atribuido a autor sagrado: Que no está, sin embargo, incluido en el canon de la Biblia.



"Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne"
Bookmark and Share
This entry was posted on 0:08 and is filed under , , , . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

2 comentarios:

On 26 de julio de 2009, 20:48 , Kanon dijo...

Mi amor!!!!!!

Siento habértelo recomendado >.<

Odio que leas libros que te dejan un mal sabor de boca >.<

 
On 26 de julio de 2009, 20:50 , Kanon dijo...

Pero te lo mereces por no querer ver el Jump-ing conmigo!!!!

 
Blog Widget by LinkWithin